CASARSE EN LA DESESCALADA ¿MERECE LA PENA?

POR QUÉ CASARSE EN LA DESESCALDA

La duda está ahí. Muchas parejas ya han optado por aplazar sus bodas en Gijón, al menos por el conocimiento que podemos tener los profesionales de la fotografía nupcial. Pero no es un hecho extendido. Por el momento, salvo aquellos que se han visto a tomar la decisión sin margen para pensárselo, la mayor parte de parejas prefiere aguantar y esperar acontecimientos. Casarse en la desescalada exige cierta capacidad de adaptación, es cierto. Pero cuando hay voluntad y, sobre todo ilusión, todo es posible.

No se trata ahora de que todos los fotógrafos de bodas en Gijón aboguemos por la celebración de bodas a cualquier precio. No. En muchas ocasiones las bodas habían sido planificadas con esmero y gran detalle, contemplando una realidad muy diferente. Y trastocarlo todo puede suponer renunciar a escenarios o puestas en escena que se quieren mantener por su gran carga simbólica o por cualquier otro motivo. Las prioridades las decide cada pareja. Son los novios quienes deciden hasta qué punto celebrar una boda en la desescalada merece la pena o no.

Es cierto que, con esfuerzo, se podrían cumplir los requisitos derivados de las medidas de seguridad para bodas en Asturias, desde que nuestra región pasó a la llamada fase 2. Esto estaría particularmente indicado para aquellos que no contemplan el aplazamiento como opción. En algunos casos, por la dificultad de asegurar la asistencia de algunos invitados considerados imprescindibles. En otros, porque si no hay posibilidad de aplazar la boda al final de temporada estival o principios del otoño, esperar todo un año, les parece demasiado. Bien por la avanzada edad de alguien que deseamos que asista, o simplemente porque sería esperar demasiado tiempo.

El caso, es que muchas veces los novios valoran especialmente la asistencia de algunas personas a su enlace. Y les hace particular ilusión fotografiarse con ellos y que figuren en su álbum de boda. Unas fotos que pueden ser irrepetibles. Y que pueden justificar todos los sacrificios que a priori puede suponer casarse en la desescalada.

Para aquellos que continúan firmes en su propósito de contraer matrimonio,  superando las dificultades actuales y con la esperanza de que todo vuelva a la normalidad cuanto antes, los profesionales seguimos con la cámara fotográfica a punto. Dispuestos a dar lo mejor de nosotros mismos, y a hacer de ese reportaje de boda algo digno de la ocasión. Os esperamos con ganas, todos los  fotógrafos de bodas en Gijón.  Podéis contactar con Juan Llavio, por WhatsApp en el 619 39 19 97 (WhatsApp) o en el mail: info@juanllavio.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*